Samuel L – Colaborador con asociaciones de víctimas de siniestros viales

Samuel relata un trágico incidente relacionado con el consumo de alcohol en 2013. Hace casi nueve años, después de una noche bebiendo después de un evento universitario, Samuel decidió conducir a casa y terminó conduciendo en la dirección equivocada, provocando un accidente fatal. La víctima se dirigía al trabajo y el hablante, que inicialmente pensó que se trataba de mala suerte, luego se dio cuenta de la gravedad de sus acciones. Describe su ingreso a prisión dos meses después del accidente y pasó ocho meses allí antes de que se le concediera la libertad provisional. El proceso legal ha durado ocho años y el hablante reconoce el dolor que ha causado y expresa remordimiento.

Destaca la importancia de asumir la responsabilidad de las propias acciones y comprender el daño potencial causado por conductas imprudentes como conducir bajo los efectos del alcohol o utilizar un teléfono móvil mientras se conduce. El hablante reconoce que la tragedia no fue sólo un golpe de mala suerte sino consecuencia de sus propias decisiones. A pesar de los arrepentimientos y los intentos de cambio, reconoce que no puede deshacer el pasado. Samuel espera contribuir a prevenir incidentes similares compartiendo su historia y asumiendo la responsabilidad de sus acciones.

Si quieres ampliar la información puedes ver el vídeo que está debajo.

¿Te sumas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio