Alberto Luque – Enfermero de emergencias

Alberto Luque reflexiona sobre una experiencia transformadora en su carrera cuando una joven falleció después de una lucha prolongada. Este incidente lo llevó a reconocer el costo emocional de su profesión y la importancia de reconocer y gestionar las emociones. Enfatiza la necesidad de que los proveedores de atención médica combinen conocimiento científico, habilidades técnicas y comunicación efectiva, empatía y humor al tratar con los pacientes.

Luque comparte su trayectoria personal para afrontar los desafíos emocionales, incluido un período de depresión que duró varios meses. A través del apoyo psicológico aprendió que las emociones no son ni buenas ni malas y que los profesionales sanitarios deben priorizar la conexión con los pacientes a nivel humano. Aboga por un enfoque holístico de la atención al paciente que incluya apoyo emocional junto con intervenciones médicas.

Destaca los peligros de distracciones como el teléfono móvil mientras se conduce y desaconseja tener mascotas sueltas en el vehículo. Además, Luque destaca la importancia de seguir prácticas seguras durante las respuestas de emergencia, incluyendo protegerse, alertar a las autoridades y brindar asistencia sin comprometer la seguridad. En el contexto de los accidentes de tráfico, introduce la conducta PAS (proteger, alertar y asistir) como un conjunto de principios a seguir al presenciar o verse involucrado en un accidente. Esto implica priorizar la seguridad personal, utilizar chalecos reflectantes y dispositivos de señalización y alertar a los servicios de emergencia con información esencial.

Si quieres ampliar la información puedes ver el vídeo que está debajo.

¿Te sumas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio